viernes, 16 de diciembre de 2011

Por Dios no rompan esas naves.

2 comentarios:

iris dijo...

¡no!, eso sí que no ¿Cómo se atreve a sugerir que hay que quemar los barquitos de juguete de Ricardito? ¿Con qué va a jugar en la bañera si no?

Manfred Pichota dijo...

Naves tan cuidadas, una pena.