sábado, 7 de enero de 2012

Hotelería cipaya.

Nos habíamos comprometido a conseguirle alojamiento en Capital a uno de los numerosos hijos de nuestro amigo MR, que viene de visita por algunos días, y no tuvimos mejor idea que llamar a Lime House Hostel, cercano al Congreso Nacional y a la Casa Rosada. Lamentablemente los resultados no fueron los esperados: la buena gente que administra la posada de marras no quiere recibir a Marcelo Jr. ¿Por qué? Porque es argentino. Así como suena, señores. Hasta ahora estaba todo bien con los contingentes de brasileros, alemanes y japoneses que hacen de muchos de nuestros bares lugares imposibles pero esto es demasiado. Es de esperar que Lubertino, Morgado, Rachid o quien sea que esté a cargo tome cartas en el asunto. Les acercamos el número de teléfono para ir ganando tiempo 4383-4561. La característica parece que es 5411.

3 comentarios:

Gringoviejo dijo...

Y,hay que entenderlos,los argentinos son re jodidos,sobre todo los dueños de hotel.

Manfred Pichota dijo...

Es así, el cupo de garcas argeninos ya está cubierto por lo dueños. Cuando la administración caiga en manos extranjeras, tal vez dejan entrar a un par.

Monica dijo...

estoy en un hotel en calafate muy similar a ese, me encanta la onda, espero poder conocerlo algun dia