jueves, 29 de noviembre de 2012

Clarín de ayer x2.

1/ No tuvieron gran repercusión pero fueron las páginas 11, 13 y 15 de la edición impresa. Solicitamos con firmeza que los TRABAJADORES DE PRENSA que las pergeñaron vayan presos de inmediato. De última, si se arma mucho quilombo, en unos días nos arrepentiremos oportunamente del pedido.

2/ Hablando de TRABAJADORES DE PRENSA, exigimos con igual fuerza la vuelta de los correctores que el GDA echó hace años. A no ser que, tal como dice la nota, exista un Instituto de Supervivencia para naúfragos y todavía no nos hayamos enterado. En cuyo caso tendríamos que disculparnos una vez más.













*actualización: en la edición de hoy aparecen tres páginas rojas de similar factura con las leyendas "alguien bajó la palanca", "la ley de medios no es para un grupo" y "¿quién miente?.

2 comentarios:

iris dijo...

Sospecho que luego de vencer ampliamente en la guerra contra el idioma castellano, Clarín no reincorporará jamás a los correctores ni a nadie que sepa leer y escribir...

Manfred Pichota dijo...

Claro, ¿para qué tener al enemigo adentro?